Aunque Los Angeles Galaxy perdió el domingo en casa contra New England Revolution, Zlatan Ibrahimovic nuevamente hizo algo en la cancha que puso a toda la MLS a hablar de su calidad.


El sueco metió el único gol de su equipo en la derrota 2-1, pero esta anotación fue una de las más hermosas de la temporada.


"Ibra" recibió un balón suelto en el área rival, lo paró con el pecho, se dio la vuelta y de volea hizo el disparo al arco que se convirtió en gol. Un tanto de alta factura que reconfirma la calidad del atacante del conjunto californiano.


¡Disfrútelo!