Wilkin Castillo retornó a las Grandes Ligas después de 10 años y este sábado conectó un doble en el duelo entre los Marlins de Miami y los Filis de Filadelfia. Este batazo lo dio después de 3.654 de su anterior hit, algo que puede ser considerado un récord.


El dominicano participó en las campañas 2008 y 2009 con los Rojos de Cincinnati. Y luego de una larga pausa volvió a ser parte de un club de las mayores al ser subido por los de Florida.


Castillo no esperó mucho para volver a sumar en la casilla de imparables pues lo hizo en el primer partido desde su regreso.