Un partido amistoso entre el Borussia Dortmund y el Seattle Sounders, equipo que juega en la MLS, fue escenario de una buena acción cuando un pequeño de 8 años, enfermo de leucemia, comenzó como portero de los norteamericanos.


El infante se llama Bheem Goyal y está luchando con la mortal enfermedad. En medio de su batalla tiene la fortaleza de ponerse el uniforme de fútbol y saltar a la cancha.


¡Aplausos para él!


El deporte es una vía para que las personas puedan conseguir las fuerzas para vivir y consigan sus sueños. Como este pequeño lamentablemente enfermo de cáncer.