Todos podemos tener días complicados en nuestro trabajo y este señor que hace parte del staff del Wrigley Field de Chicago, le tocó vivir un momento incómodo en el duelo de este domingo ante los Padres.


Cuando se disponían a colocar la lona que cubre el terreno durante la lluvia, el hombre se cayó y terminó debajo de la misma y envuelto en el medio.


Un episodio que seguro buscará olvidar.