Uno de los temores que siempre tiene el umpire que se coloca detrás del home en un juego de béisbol, se cumplió en el partido del domingo de la MLB entre los Reales de Kansas City y los Mellizos de Minnesota. El principal recibió un bolazo en sus partes nobles y se retorció del dolor.


La pelota salió de manera muy rápida hacia la entrepierna del colegiado, quien no pudo más que tocarse sus partes íntimas tras este peligroso contacto.


El video del peligroso golpe es muy elocuente y no deja lugar a ninguna duda sobre el momento.