El futbolista Sebastian Giovinco hizo de Toronto su hogar durante tres años mientras jugaba para el Toronto FC, un equipo que ayudó a consolidar como una de las franquicias más fuertes de la MLS.


A pesar que ya no está con la organización, Giovinco sigue siendo aficionado a la ciudad y durante su primer tiempo libre, un descanso de 15 días de la Liga de Arabia Saudita, el italiano regresó a Canadá.


Estando en el país de norteamérica aprovechó para apoyar a los Toronto Raptors de la NBA, en el juego que les permitió clasificarse para la final que jugarán contra los Golden State Warriors.


Durante su primer año, Giovinco rompió varios récords de la liga, incluyendo goles y asistencias en una sola temporada, además de ayudar a "The Reds" a clasificarse para los playoffs de la Copa MLS por primera vez en la historia.


En su campaña de estreno, Giovinco ganó la Bota de Oro de la MLS y el Premio MVP del Año de la MLS y de la temporada 2015.


Aunque las cosas cambiaron en el invierno, el italiano no deja de sentir a la ciudad de Toronto como su segunda tierra. Además, llevó suerte a los Raptors con su presencia, ya que vencieron a los Milwaukee Bucks en una noche de celebración. Ahora quizás se vea en las Finales contando con la misma suerte.