Los New England Patriots firmaron al linebacker Jamie Collins, jugador que perteneció al equipo previamente por tres años, según Jim McBride del Boston Globe.


Collins ganó un Super Bowl con los Patriots al final de la temporada 2014, pero fue canjeado a los Cleveland Browns a mediados de la campaña 2016. Pasó más de dos temporadas en Cleveland antes de ser dejado en libertad a mitad de un contrato de cuatro años y $50 millones.


Collins sumó 104 tackles, cuatro capturas y una intercepción con los Browns el año pasado. Fue una de sus mejores temporadas en cuanto a estadísticas, aunque las inconsistencias en su desempeño y esfuerzo contribuyeron a su salida de la organización.


El defensor dinámico fue seleccionado en la segunda ronda por los Patriots en 2013 proveniente de Southern Miss. Hizo el Pro Bowl como miembro de los Patriots en 2015.


El otro linebacker de los Patriots, Dont'a Hightower, pareció bastante entusiasmado con la noticia del regreso de Collins al equipo el miércoles y lo hizo saber a través de Twitter.