Miguel Cabrera evitó ir al quirófano hace algunas semanas tras sufrir una peligrosa lesión en una de sus rodillas, la cual parece, según lo revelado por los médicos, que lo acompañará hasta el final de su carrera como jugador profesional.


Una de las indicaciones que se le dio es que no podía jugar a la defensiva, siendo un bateador designado a tiempo completo, o al menos hasta que la lesión sanara casi en su totalidad. Pues, este martes el venezolano aparece en el lineup de los Tigres de Detroit como inicialista, algo que ha sorprendido a muchos en las Grandes Ligas.


De acuerdo a un reporte entregado por el periodista Evan Woodbery, Cabrera consultó con cuatro especialistas y aunque se consideró la cirugía de rodilla en su momento, finalmente eso nunca ocurrió.


Cabrera ha tenido un resurgir ofensivo desde que decidió sólo ser designado de los bengalíes, no obstante veremos desde hoy cómo reacciona su su rodilla al volver a mostrarse con su guante.


Sin duda, un riesgo a estas alturas.