Los Knicks han fallado en firmar estrellas en la agencia libre pero no van por mal camino

NEW YORK, NEW YORK - FEBRUARY 05: Head coach David Fizdale of the New York Knicks reacts after a call during the third quarter of the game against the Detroit Pistons at Madison Square Garden on February 05, 2019 in New York City. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Sarah Stier/Getty Images)
Detroit Pistons v New York Knicks | Sarah Stier/Getty Images

De haber tenido expectativas tan altas como juntar a Zion Williamson, Kevin Durant y Kyrie Irving en un sólo equipo, los New York Knicks han pasado a no adquirir alguna estrella de renombre durante las primeras horas de la agencia libre en la NBA. Y esto ha causado una decepción mayor a sus fanáticos.

Sin embargo, los Knicks tampoco cometieron errores estúpidos durante su participación actual en el mercado de jugadores. Todos sus contratos consisten en 2 años garantizados como máximo, siendo el de Julius Randle la única excepción (posee una opción de equipor para su tercer año).

Los salarios quizá sean algo fuera de proporción para algunos de los nombres que contrataron. Taj Gibson, por ejemplo, ganará 10 millones de dolares al año, pero como equipo, Nueva York llenó su plantel de perfiles veteranos que aportaran experiencia a sus productos jóvenes (Gibson, Wayne Ellington).

También sumaron jóvenes con la capacidad de mejorar y transformarse en ganancia para la franquicia: Bobby Portis, Julius Randle y Reggie Bullock.

Lo más destacable es que ninguno de estos jugadores se interpondrá en el desarrollo de las promesas del equipo como Dennis Smith Jr, Kevin Knox, Mitchell Robinson y R.J Barrett. Los Knicks preservan su futuro por buen camino evitando dar contratos de larga duración y hacen lo que todo equipo exitoso hasta ahora en la NBA ha tenido que hacer: reconstruir.