12up Logo12up Logo

La Lotería del Draft demostró que el "tanking" ya no es una estrategia efectiva en la NBA

El concepto de "tanking" en la NBA es el de perder partidos con el objetivo de tener una mejor selección del draft en el año siguiente. Con esto, los equipos que más derrotas acumulan pueden nutrirse de talento joven en uno o dos años para así encabezar un proceso de reconstrucción.

Esta estrategia fue muy útil para varios equipos y el mejor ejemplo es el de los Philadelphia 76ers, quienes consiguieron dos jugadores estelares como Ben Simmons y Joel Embiid en años consecutivos. ¿El resultado? Ahora son uno de los elencos más fuertes de la Conferencia Este.

Sin embargo, la lotería de este 2019 nos dejó una enseñanza muy clara y es que el "tanking" ya no es la estrategia efectiva que solía ser en el pasado. El mejor ejemplo es el de los New York Knicks, quienes tuvieron el peor registro de la zafra regular con 17-65 y se quedaron "sólo" con el tercer pick del sorteo.

En tanto, el ganador de la lotería fueron los New Orleans Pelicans, quienes acabaron la temporada con registro de 33-49 y que ya poseen una súper estrella como lo es Anthony Davis. Los Pelicans nunca intentaron perder a propósito y de hecho, consideraron como un fracaso el no poder acceder a los playoffs.

Otro ejemplo es el de los Phoenix Suns, que tuvieron el segundo peor registro de la liga pero sólo escogerán en el sexto lugar. Los Cleveland Cavaliers tuvieron el tercer peor récord y tendrán el quinto pick, pero Los Angeles Lakers, que cuentan con LeBron James, escogerán en cuarto lugar.

Todo esto fue posible gracias a que la NBA modificó la estructura de la lotería para esta temporada. Anteriormente el equipo con el peor registro tenía un 25% de posibilidades de quedare con el primer pick y ahora ese porcentaje disminuyó a un 14%.

La NBA busca elevar el nivel de competencia y evitar que los equipos tengan en sus planes no pelear en la campaña y a juzgar por lo sucedido ayer los primeros resultados fueron positivos.