Los Houston Rockets volvieron a fracasar en una postemporada de la NBA, alqo que puede haber creado tensión entre Chris Paul y James Harden, según reveló el gerente general de la franquicia en una nota para ESPN.


Daryl Morey, encargado de manejar la oficina de los texanos, estima que dos atletas de tan alta calidad y competitivos como el par de bases anotadores pueden estar decepcionados por no alcanzar el máximo nivel en la liga.


"A veces pasan cosas que tienen que ser discutidas", dijo en relación a cómo Paul y Harden tienen que lidiar con los debates que pueden ser creados por las derrotas en las dos temporadas más recientes. "Para mí es algo que está dentro de los límites de una súper estrella".


Lo cierto del caso es que tanto Paul como Harden han quedado debiendo en cuanto a conducir a los Rockets al triunfo como franquicia. Y quizás tiene algo con ver con la falta de compenetración en la cancha de ambos, que los ha llevado a ser derrotados en dos oportunidades por los Golden State Warriors en 2018 y 2019.