El histórico jugador de los Medias Rojas de Boston, David Ortíz, es quizás el atleta más querido de su país natal. Una muestra de ello se vivió el fin de semana cuando los jugadores de un equipo local de baloncesto realizó un emotivo acto en su nombre.


Los jugadores del equipo Huellas del Siglo salieron a la cancha el domingo con su tradicional uniforme naranja, pero con llamativo detalle en el que se observaba el rostro de Ortíz inclinando su gorra de los Medias Rojas y "Big Papi" escrito debajo de la imagen.


El dominicano casi fue asesinado la semana pasada cuando un hombre abrió fuego a su espalda fuera de un club nocturno en Santo Domingo. Afortunadamente la leyenda de la MLB se ha venido recuperando y el quinteto de Huellas mostró su alegría por la noticia. "Rendimos homenaje a la leyenda viva David Ortíz", dijo un vocero el equipo, "y seguimos orando por su recuperación total".


Los uniforme con la cara del ex bateador designado de las mayores fue de muy buena suerte, pues la franquicia del Siglo ganó su partido por 83-81 en un acción de juego en el que encestaron la pelota en el último segundo.