Los Golden State Warriors siempre habían llegado a las finales de la NBA para enfrentarse al equipo de LeBron James desde 2015, y a su vez, James estuvo presente en dichas finales consecutivamente desde el año 2011, cuando el Miami Heat se enfrentó a los Dallas Mavericks.


Draymond Green, el ala-pivote de los Warriors, está tan acostumbrando a enfrentarse a LeBron en su camino al campeonato, que se siente de una manera extraña al no tener que hacerlo por primera vez en su carrera.


''Es muy raro darte cuenta que vas a jugar con alguien completamente diferente en este tipo de partidos. Es como que jueguen con tu mente. Más que todo como fanático'' comentó para la cadena Bleacher Report.


''Siempre esperas jugar contra alguien de ese tipo de talento'' terminó por agregar. De igual forma, Green tendrá una seria competencia y talento para manejar, pues se enfrentará a los Milwaukee Bucks con Giannis Antetokounmpo o a los Toronto Raptors, liderados por Kawhi Leonard.


De igual forma, a pesar de que es la primera vez en 13 años en la que no vemos a uno de los mejores jugadores de la historia en la postemporada, la dinastía reciente de los Warriors sigue de pie, con su quinta final consecutiva, y veremos sí otro equipo puede dar la talla y acabar con su reinado.