Puede que los Medias Rojas de Boston estén viviendo una temporada complicada y parte de la responsabilidad la lleva el pitcheo del equipo. Sin embargo, eso no quiere decir que no cuenten con talento y tengan a uno de los mejores lanzadores de las Grandes Ligas en la actualidad.


El martes, el lanzador, Chris Sale se convirtió en el pitcher que más rápido alcanzó los 2000 ponches en la historia de la MLB. La victima del zurdo fue el jardinero de los Indios de Cleveland, Oscar Mercado, superando un récord de franquicia en poder del Salón de la Fama, Pedro Martínez.


Sale alcanzó la redonda cifra en un total de 1.626 innings lanzados en lo que hasta ahora ha sido su recorrido por las mayores, dejando atrás a Martinez, quien hizo lo propio pero en 1.771.1 de labor sobre el montículo.


Entre Sale y Pedro existe una diferencia amplia de 145 entradas, nada mal para el espigado lanzador zurdo con casa en el Fenway Park.