Anthony Davis está listo para jugar junto a LeBron James en Los Angeles Lakers la próxima temporada y, tal vez, por muchos años, no obstante, no olvida su tierra natal: Chicago. Por ello, el pívot no descartó jugar para los Bulls en algún momento de su carrera en el marco del campamento anual de baloncesto en Chicago.


"Chicago es definitivamente mi ciudad natal. Si alguna vez se presenta la oportunidad de jugar aquí, definitivamente lo consideraría", dijo Davis, quien será agente libre al terminar la próxima campaña y aún no se ha comprometido a quedarse en Los Angeles más allá de un año.


Ver a Davis con el uniforme de los Chicago Bulls podría ser una misión imposible en estos momentos, en los que conseguir un campeonato en la NBA es su prioridad.


Los Bulls están en reconstrucción, pero quizás en unos años y ya con varios anillos en sus dedos, Davis esté dispuesto a jugar en su ciudad natal.


Nada es imposible.