​Desde que llegó a ​Boca Juniors Esteban Andrada demostró mucha personalidad bajo los tres palos, le brindó seguridad a la defensa "Xeneize" y se ganó la convocatoria a la ​Selección Argentina dirigida por Lionel Scaloni.


Con una nueva valla invicta sumada en la victoria 1 a 0 ante Estudiantes de La Plata, por la sexta fecha de la Superliga 2019/20, el arquero llegó a los 959 minutos seguidos sin recibir goles y alcanzó un ​récord histórico en el fútbol argentino.


Es la tercera vez que un equipo logra que su guardameta mantenga el arco sin goles en contra al cabo de las primeras seis jornadas: el primero en lograrlo fue Racing, en 1966, y luego siguió Vélez Sarsfield, en 1993.


26 años después y con muchos torneos disputados en el medio, Boca Juniors se sumó al logro gracias a su arquero Andrada, que tratará de seguir extendiendo el logro para hacer aún más historia en el club azul y oro.


El próximo objetivo de quien lleva en total 10 partidos sin conquistas en contra es llegar a los 1077 minutos, alcanzados por Marcos Crocce de Racing. En la cima de la tabla entre los equipos grandes se encuentra Pedro Isusi, de Independiente, que sumó 1101 minutos. ¿Podrá?