​Tyreek Hill hará hasta lo imposible por evitar una suspensión por parte de la NFL en relación al caso de abuso y violencia contra su hijo de tres años y contra su prometida, Crystal Espinal. Y lo ha hecho mediante una carta donde niega tajantemente el haber golpeado a su hijo "en el pecho o en cualquier lugar de su cuerpo".


La misiva del receptor de los ​Kansas City Chiefs fue entregada a la NFL, pero la liga no confirmó el contenido de la carta ni la resolución que tomará al respecto.

La carta incluso tiene un extracto​​ de una conversación entre ambas partes, donde se daría a entender que no fue Hill quien causó el daño, sino su prometida. De confirmarse eso, podría dar un vuelco total el caso.

Este es el segundo incidente de índole similar en la que se ven envueltos jugadores de los Chiefs en el último tiempo. En noviembre del año pasado, Kareem Hunt fue dejado en libertad luego de que un video revelara que le propinó una golpiza a una mujer. Fue firmado por los ​Cleveland Browns, pero deberá cumplir una suspensión de ocho juegos en el arranque de la temporada 2019.


Ahora Hill podría tener un castigo similar e incluso, los Chiefs podrían cortarlo. Si a eso se le suma el hecho de que perdió la custodia de su hijo de tres años, no hay duda de que las cosas no le han salido bien en el último tiempo al receptor de Kansas City.