​​Raimel Tapia, jardinero de origen dominicano que juega con los ​Rockies de Colorado, puso la fiesta en el Coors Field de Denver al conectar un jonrón dentro del campo frente a los ​Filis de Filadelfia.


El largo batazo de Tapia fue por los pasillos entre el jardín derecho y el central. El rebote de la pelota contra la pared fue mal leído por el patrullero central de los cuáqueros y esto le dejó una buena oportunidad al corredor de ganar bases extras.


Y tanta fue la ventaja que el caribeño pudo llegar hasta el plato y anotarse un cuadrangular dentro del terreno.

​​