​En un duelo emocionante, los ​Philadelphia 76ers sentenciaron en los últimos segundos a los ​Brooklyn Nets con un triple de Mike Scott desde el ala izquierda de la cancha.


El jugador reserva de los visitantes tomó el balón y con mucha sangre fría metió la canasta que puso su equipo adelante, en ruta a un triunfo 112-108 y que le dio a Philly ventaja de 3 juegos contra 1 en el enfrentamiento contra la escuadra de Nueva York.


Estos son los playoffs de la ​NBA y regularmente hay definiciones como la espectacular de Scott de esta tarde.