LeBron James,Tyronn Lue

4 razones por las que los Lakers cometerían un grave error si contratan a Tyronn Lue

Tyronn Lue es un de los candidatos a ocupar el banco de Los Angeles Lakers, pero hay razones para pensar que no es el tipo de coach que necesitan los californianos después del despido de Luke Walton. 

4. Uno más de la lista de coach despedidos

Es muy probable que Los Angeles Lakers  necesiten contratar un coach en el verano, aparte de los múltiples problemas que deben resolver. La lista que manejan de entrenadores, hasta ahora, figuran dirigentes despedidos; y Tyronn Lue no es una excepción.


Si bien Lue ganó un título, fue figura de los Lakers de Kobe y Shaq y además sabe cómo se manejan las cosas con LeBron James, eso no quiere decir que es perfecto para el cargo. Más aún cuando el equipo viene de una nueva zafra perdedora. 

3. Poca empatía con los jugadores jóvenes

Una de las razones por las que los Cleveland Cavaliers despidieron a Lue a principio de temporada fue su afecto eterno y trato especial por los jugadores veteranos y la poca atención en la crianza del núcleo más joven. Tal cosa en Los Angeles sería catastrófica, si es que el núcleo de muchachos sobrevive en el verano.


Un equipo que aspira a futuro no puede minar una plantilla de jugadores veteranos. Tienen a LeBron James, pero la intención es llevar piernas frescas a rodear a The King en Los Angeles. 

2. Poca creatividad en la ofensiva

Lue tuvo sus dificultades con las rotaciones en su tiempo con los Cavs y aunque tuvo un LeBron que lo hizo todo, ya no es el mismo que se encuentra en los Lakers


Los Lakers saben que LeBron puede ser élite, pero el coach que se siente en el banquillo del Staples Center debe proponer opciones que vayan más allá de él, algo que ha juzgar por el pasado de Lue no lo tiene muy claro.

1. No es la autoridad que debe tener el banco Lakers

Si se quiere orden y volver a la gloria, Los Angeles deben sentar a un coach que tenga autoridad e influencia en la liga y sobre todo que pueda hacer entender a James que los años no pasan en vano. 


Esa será la tarea más difícil del verano. Es un tema escaso porque la mayoría de los entrenadores de la liga cuentan con contratos de al menos dos años más con sus respectivos equipos.