Si algo sella en parte la temporada de la NBA, será los momentos emotivos que se han vivido con el retiro de dos grandes figuras de la liga, Dirk Nowitzki y ​Dwyane Wade, quienes han dejado un legado de altos quilates a las futuras generaciones. 


A la par de la despedida de Nowitzki en San Antonio, Wade vivía su adiós del baloncesto en el partido del ​Miami Heat y los Brooklyn Nets, en el que asistieron LeBron James, Chris Paul y Carmelo Anthony para presenciar en primera fila del Barclays Center el último baile de la leyenda del Heat.

Antes que comenzara el enfrentamiento entre Nets y Heat, Wade fue a saludar a sus amigos que se sentaron a nivel de cancha. "Le ha dado mucho al juego, uno de los mejores jugadores que ha tenido el deporte, desde que salió de Marquette. Fue un honor estar junto a él durante cuatro años y ser su hermano en los últimos 16 años de mi carrera. Es muy cool", apuntó James.

Para premiar el esfuerzo de sus amigos, Wade se lució con un triple doble, el primero de la temporada en un juego en el que anotó 25 puntos, tomó 11 rebotes y 10 asistencias para sellar una carrera que le pone fin a 16 temporadas en la ​NBA y tres campeonatos. 

Por supuesto que Carmelo y James vibraron de la emoción...