​Las peleas en la ​MLB siempre tienen consecuencias y en esta ocasión los peloteros que recibieron sanciones fueron el jardinero de los ​Rojos de Cincinnati, Yasiel Puig, y el lanzador de los ​Piratas de Pittsburgh, Chris Archer.


La oficina de Grandes Ligas decidió aplicar castigos luego de la confrontación violenta en la que se vieron envueltos ambos peloteros. Según reportó Jon Heyman, de MLB Network, el abridor de los Piratas recibió cinco juegos mientras que Puig se perderá dos duelos.

​​La pelea se generó luego de que Archer le lanzase directamente la pelota al cuerpo a Derek Dietrich, quien había conectado un jonrón anteriormente. Puig fue el que se vio más involucrado en la pelea y tuvo que ser frenado por Melky Cabrera para que la situación no pasara a mayores.

Además de las suspensiones de ambos peloteros, el manager de los Rojos, David Bell, fue castigado por un partido. 


Por el lado de los Piratas, los relevistas de cierre Keone Kela y Felipe Vázquez, quienes también estuvieron involucrados en la gresca, no fueron sancionados.


​​Tanto Puig como Archer pueden apelar a sus respectivas sanciones, aunque se desconoce si efectivamente utilizarán dicho recurso.