Yadier Molina, catcher de los ​Cardenales de San Luis, tuvo su primera aparición defensiva en la tercera base en el juego del lunes contra los ​Piratas de Pittsburgh. 


El manager ​Mike Schilt se vio obligado a ser creativo con su alineación una vez que Matt Carpenter fue expulsado por el principal Vic Carapazza. 


Las cosas se complicaron aún más cuando Matt Wieters tuvo que ponerse los aperos como último recurso disponible en el banco, lo que obligó a Molina a moverse a la esquina caliente.

El puertorriqueño llegó a ese partido con más de 15.000 entradas jugadas a la defensiva detrás del plato y otras 94 en la primera base. Ahora tiene una en la tercera. 

Afortunadamente para el boricua no tuvo ninguna participación con el guante en la parte baja del 11. ​​Aunque no tuvo asistencias, nada mal para un Guante de Oro jugar en otra posición.


Los Cardenales se terminaron imponiendo en entradas extras con marcador final de 6-5 y con esto sumaron su segundo triunfo de la temporada y aparte ahora saben también que Yadier puede jugar la esquina caliente en caso de emergencia.


En la jornada del martes tendrán descanso y el miércoles volverán a enfrentar a los Piratas.