El cubano ​Aroldis Chapman no está solo. Desde el año pasado el lanzador relevista de los Cardenales de San Luis, ​Jordan Hicks, lo acompaña en un selecto grupo de pitchers que han mostrado la recta más potente en las mayores.


El 19 de mayo de 2018, el serpentinero tiró los cinco lanzamientos más rápidos de la temporada durante su turno de la novena entrada contra el jardinero venezolano de los Filis de Filadelfia, Odúbel Herrera, incluyendo dos pitcheos a 105 mph, de acuerdo con Statcast.

El turno terminó en ponche, aunque Herrera se embasó por un wild pitch en el último pitcheo del enfrentamiento.


​Chapman había tirado previamente el ofrecimiento más rápido en 2010, cuando una bola que lanzó alcanzó el home con una velocidad de 105.1 mph.


Aunque cada vez más pitchers son capaces de lanzar sobre las 100 millas por horas (en 2017 hubo 1,017 lanzamientos con esa velocidad contra los 196 de hace una década), los expertos aseguran que hay un tope.


"No veo que vaya a ser mucho más alto", dijo el ingeniero biomédico Glenn Fleisig, director de investigación del American Sports Medicine Institute y experto en biomecánica del lanzamiento.


"Lamento decirlo, pero no veo que suceda. El béisbol no es como otros deportes, donde vemos gente corriendo más rápido o nadando más o lo que sea, donde los registros de hoy están rompiendo los récords de hace 10 años", agregó.


También se cree que el aumento en la velocidad pueda tener relación con las cada vez más frecuentes lesiones en los tendones en la ​MLB.


¿Quién fue el primero en lanzar a 100 mph?

Imposible saberlo con certeza. Pero el primero en alcanzar esa velocidad desde que se usa el medidor en los partidos fue Nolan Ryan, que alcanzó las 100.8 mph