​El Super Bowl es el partido que todos los equipos de la ​NFL quieren ganar cada año. Y para la temporada que comienza en septiembre esta historia no tiene modificación alguna.


Por el embrujo que genera el partido final de la campaña entre fans y deportistas siempre es interesante echar un vistazo al favorito en Las Vegas para ganarlo. En este año, el que es considerado como un pretendiente emergente para hacerlo no es otro que ​Cleveland Browns.

​​​​Con las adiciones de ​Odell Beckham Jr. más el castigado Kareem Hunt para la ronda regular de este año, la franquicia de Ohio ganó enteros entre los equipos mejor considerados por los apostadores para llevarse la corona en la NFL.


Además, el equipo del quarterback Baker Mayfield es el primer favorito para vencer en la División Norte de la AFC, por encima de Steelers, Ravens y Bengals.

Delante de Bowns en las tablas de logros están ​Patriots, Chiefs, Rams y Saints. Es decir, la crema de los equipos hoy en día juegan en la principal liga de fútbol americano profesional. 


Todo esto es una prueba más sobre el ascenso a la élite de la organización que tiene como uno de sus más fervientes seguidores a LeBron James.