​​Yadier Molina tiene 9 Guantes de Oro en sus vitrinas. Es uno de los mejores receptores de su generación y cada vez que tiene tiempo muestra su talento detrás del home.


Este viernes ante los ​Astros de Houston el catcher de los ​Cardenales de San Luis hizo un disparo perfecto a la segunda base en un intento de robo que dejó sin chance al corredor en el sexto inning.

El tiro es literalmente una obra de arte para todo aquel que ame al béisbol y los receptores que sepan reconocer la calidad.


Y es que Yadi forma parte de la élite de la MLB.