Este viernes ​los ​Miami Dolphins cambiaron al quarterback Ryan Tannehill a los Tennessee Titans sin ni siquiera tener a un mariscal de campo firmado; y no pasaron horas para que el controversial ​Colin Kaepernick se postulara, según reportes, para ser el nuevo mariscal de campo de los de Florida. 


Los ​Dolphins tienen la meta de draftear un quarterback de cara a la próxima temporada, siempre vigilante y con sus cazatalentos muy cerca de Brock Osweiler, Ryan Fitzpatrick y Blake Bortles, quienes aún no tienen equipo. 

Ante dicho escenario, Kaepernick, según Jason La Canfora de CBS Sports, dijo estar muy interesado en la vacante tras estar inactivo desde el 2016 al ser apartado de la NFL por sus posturas políticas y sociales, las cuales lo llevaron a arrodillarse durante el himno nacional de Estados Unidos en innumerables ocasiones. 


¿Correrán el riesgo los Dolphins de traer de regreso al quarterback más polémico de los últimos tiempos?