El mariscal de campo, ​Nick Foles, será parte de la agencia libre, pues los ​Philadelphia ​Eagles no usarán la etiqueta de jugador franquicia en él. 


Foles ha tenido un papel como quarterback de respaldo con los Eagles. En la temporada 2017 entró en acción cuando una lesión le impidió continuar a ​Carson Wentz con la titularidad. Foles se echó al equipo al hombro y fue parte importante en la obtención del Super Bowl LII. 


Sin embargo, esto no fue suficiente y para la temporada 2018, los Eagles volvieron a confiar en Wentz como su mariscal número 1, dejando en la banca a Foles, que volvería a reaparecer ante una nueva lesión de Wentz. 

El mariscal se dirige este año a la agencia libre tras el anuncio del gerente general de los Eagles, ​Howie Roseman, durante el NFL Combine. 

La razón por la que no colocarán la etiqueta a Foles es porque tienen poco espacio en el tope salarial, lo que implicaría hacer recortes en otras áreas para poder mantenerlo. 


Foles estará disponible en el mercado para cualquier equipo que necesite un quarterback experimentado. Será una de las joyas de la agencia libre.