​​Nick Foles se ha ganado con justicia la fama de ser uno de los mejores quarterbacks en postemporada de la ​NFL en los últimos años. Y ahora logró un récord con ribetes históricos al ser el único con victorias en temporadas seguidas en los playoffs con cinco titularidades o menos en la ronda regular.


Lo peculiar de Foles es que durante gran parte de la campaña es el segundo a bordo detrás de ​Carson Wentz. Pero se ha dado el caso que, en 2017 y 2018, el titular se ha lesionado y él ha tenido que dar un paso al frente.


Esto no le ha pesado al mariscal de campo, quien fue clave para el triunfo de los Philadelphia Eagles 16-15 ante los ​Chicago Bears en el Juego del Comodín de este domingo.

Todo lo que ha hecho Foles en estas últimas semanas con la escuadra que ganó el campeonato en la liga en 2018, ​le servirá para ser un cotizado agente libre entre los mariscales de campo que podrían estar disponibles la venidera temporada baja.

El jugador de los Eagles tiene 7 años de experiencia en la liga. Fue seleccionado en el draft de 2012 por el equipo como un pick de tercera ronda.