​A.J. Green fue incluida en la lista de reservas lesionadas y esto quiere decir que los ​Cincinnati Bengals ya no podrán contar con él en lo que resta de temporada en la ​NFL.


El receptor abierto, una de las piezas de mejor rendimiento en recepciones para los de Ohio en 2018, sufrió una lesión en el pie derecho que lo llevó a abandonar antes de tiempo el duelo contra los ​Denver Broncos, el pasado domingo 2 de diciembre.


La gravedad del percance médico sufrido por Green obliga a hacerle una cirugía para sanarlo y esto lo dejó fuera de acción. 

Seleccionado como primer pick general de los Bengals en el draft de 2011, Green es el receptor con mejor promedio de yardas por recepción del club en esta campaña (15.1). Además, alcanzó un total de 694 yardas en 9 partidos con los de la División Norte de la AFC.

Green será sometido a una cirugía para reparar los ligamentos dañados en el pie. Esta intervención quirúrgica lo mantendrá fuera del terreno de juego por tres o cuatro meses y es por esto que los Bengals ya no contarán más con él este año.