5 marcas en las Grandes Ligas que serán imposibles de romper

El juego sigue siendo el mismo, pero la dinámica del béisbol ha cambiado. Algunas de las hazañas que se han logrado en la historia de las Grandes Ligas parecen irrepetibles por lo fortuitas y otras por esta transformación que se ha dado con los años. 


Aunque la lista es mucho más larga, aquí presentamos algunas marcas que parecen difíciles de batir.

1. Las dos blanqueadas en un mismo día de Ed Reulbach en1908

El 26 de septiembre de ese año Ed Reulbach , lanzando por los Cachorros ante los Dodgers, en una doble cartelera, abrió ambos partidos y los ganó por blanqueada. Hoy en día sería impensable usar al mismo lanzador para dos aperturas completas y casi un milagro si muestra ese nivel de dominio  

2. Los 56 partidos consecutivos bateando de hit de Joe DiMaggio en 1941

Esa seguidilla es impresionante y quien más cerca estuvo de igualarlo fue Pete Rose hace 40 años, pero también lo es su promedio de .357 esa temporada. También sería interesante ver cómo el jugador que se aproxime a esa marca maneja la presión de los medios y los aficionados  

3. Las 130 bases robadas en una campaña de Rickey Henderson en 1982

Como el toque de bola, las bases robadas han entrado en decadencia. Para dar una muestra de lo difícil que sería igualar a Henderson, el mejor robador de todas las Grandes Ligas en 2018 fue With Merrifield  con 45 estafas. Vince Coleman con 110 en 1985 es quien más se ha acercado  

4. Los 5.714 ponches y los 7 No Hitters lanzados de Nolan Ryan

Estaremos de acuerdo en que los ponches son el aderezo del béisbol actual, pero un lanzador necesitará mantenerse en el tope de sus condiciones durante muchas temporadas, más de una década incluso, para acercarse a los números de Ryan. En cuanto a los no hitters, no hay palabras.

5. Los dos Grand Slams en el mismo inning de Fernando Tatis en 1999

La próxima temporada será el aniversario 20 de esta hazaña, sin precedentes en las Grandes Ligas y que difícilmente se vuelva a presenciar. El dominicano Tatis  no solo la sacó del parque con las bases llenas en el mismo inning, también fue ante el mismo lanzador: Chan Ho Park.

Algunas de las hazañas que se han logrado en la historia de las Grandes Ligas parecen irrepetibles por lo fortuitas y otras por esta transformación que se ha dado con los años.