​Luego de solo 10 partidos, los ​Houston Rockets resolvieron no seguir usando al ala pívot ​Carmelo Anthony, quien llegó en la temporada muerta a la franquicia de la Conferencia Oeste de la ​NBA.


Un comunicado del equipo confirmó el fin de la era de "Melo" en los texanos. Se trata de un jugador con 10 presencias en el juego de Estrellas de la liga, pero que con los cohetes no logró rendir al nivel que esperaban en esta organización.

Daryl Morey, gerente general del equipo, indicó que están trabajando para darle una resolución final a este caso. Carmelo Anthony firmó un contrato con los Rockets por el salario mínimo de los veteranos ($2.4 millones de dólares).


También se embolsilló $8.5 millones que cobró de los Atlanta Hawks por salirse del acuerdo multianual que había firmado en 2014 con los New York Knicks.

Carmelo seguirá en el roster de los Rockets pero no será utilizado por el equipo. Esto se mantendrá así hasta que sus representantes, en conjunto con el club, consigan el acuerdo que mejor le convenga a las dos partes.


En los 10 compromisos que permaneció activo con Houston, los números de Anthony no fueron extraordinarios. Registró 13.4 puntos de promedio, 5.4 rebotes y menos de una asistencia por partido.