​Ella es la carta principal de la WWE para esta temporada. Se llama ​Ronda Rousey, la excampeona de la UFC, que tendrá un papel clave durante 2018 en los combates femeninos de la empresa promotora.


Rousey ha sido blanco de muchas especulaciones. Una de ellas es que la luchadora dejará pronto la WWE para volver a las artes marciales.


Sin embargo, Rousey quiso despejar cualquier duda que haya con respecto a su paso por la lucha libre. “Estoy feliz en WWE y quiero estar bien aquí. No creo que regrese a UFC. Siempre hay ciclos que se deben cumplir”, señaló la espectacular atleta.


Si leyeron bien podemos estar tranquilos con la presencia de Rousey en la WWE en los meses por venir.

La buena publicidad que Ronda Rousey le puede dar a la WWE es una de las principales razones para haberla firmado por $1.5 millones de dólares, según ha trascendido luego de que le diera el sí a la organización.


​El debut de Rousey en la WWE será en la WrestleMania 34 en la pelea de parejas. Ella subirá al ring con Kurt Angle para combatir contra Triple H y Stephanie McMahon.