​Fue un momento muy tenso en un partido de la pretemporada de la Liga del Cactus entre los Angels y los Rangers.


​Mike Trout estaba en la caja de los bateadores y un lanzamiento le dio de lleno en el casco.


Todos pensaron que se caería en el piso. Pero solo fue un susto y caminó a primera base como si nada.

Trout ni siquiera perdió la compostura luego de ese peligroso pitcheo.


El jugador está enfocado en tener una gran temporada y ayudar a los Angels a ir a los playoffs. Por eso está mostrando un buen swing en los juegos de pretemporada. 

Batazos largos y contundentes, como el que dio en el video anterior, es lo que se espera de ​Mike Trout para 2018.