​​Floyd Mayweather esta vez no fue encontrado con los guantes de box y en el cuadrilátero. Esta vez fue capturado viendo jugar a los Lakers frente a los Cavaliers, comiendo algo impensado para quiénes conocen su billetera. 


La leyenda del boxeo fue apoyar a la escuadra de los Lakers, y aprovechó el evento para ir a comprarse unos nuggets en McDonald's para comer durante el partido... y del combo de $1. 

Mayweather no pudo pasar desapercibido. Y es que el partido terminó y el boxeador no se pudo terminar los nuggets, así que decidió llevarse algunos para su viaje en jet privado. Durante el viaje fue acompañado por su guapa novia, Yahaira Vianne Ochoa.


Mayweather está aprovechando su retiro para darse ciertos gustos, aunque tal vez próximamente decida volver a pelear y dejar la vida de comodidad fuera del cuadrilátero. 

​​