​Han pasado poco más de seis años y el excomisionado de la NBA, David Stern, todavía sigue alegando no ser culpable del veto que le dieron los equipos al cambio que llevaría a Chris Paul a Los Angeles Lakers. 


En un podcast para Nunyo & Company, Stern destacó que tanto los dueños de equipo como él, cumpliendo funciones de comisionado y dueño de los New Orleans Hornets, equipo al cual pertenecía Paul y que manejaba la liga en ese entonces, estaban listos para hablar nuevamente del cambio hasta que Mitch Kupchak entró en "pánico". 


​​

Según Stern, el exgerente general de los Lakers tenía miedo de que nuevamente el traspaso no se diera y decidió mandar a Lamar Odom, una de las piezas del cambio, a los Dallas Mavericks. Razón por la cual los Hornets se salieron del negocio. 


En el cambio a tres bandas que se realizaría entre los Lakers, Hornets y Rockets, Odom estaba llamado a ir a New Orleans junto a Kevin Martin, Luis Scola, Goran Dragic y una escogencia de primera ronda, mientras que Los Angeles recibirían a Paul y mandarían a Houston al español Paul Gasol. 


Sin duda, una de las controversias más llamativas que tuvo el período del polémico Stern como Comisionado de la NBA.