​El jugador de los Pittsburgh Pirates, Jung Ho Kang, está metido en serios problemas luego de ser arrestado por conducir en estado de ebriedad en su natal Corea del Sur, específicamente en la ciudad de Seul.

Según el reporte policial, Kang intentó darse a la fuga luego de ser detenido por las autoridades y al momento de hacerle frente a los oficiales, intentó alegar que su compañeros en el vehículo, era quien estaba manejando, algo que quedó descartado por la casa negra del carro.


Esta es la tercera ocasión en la que Kang es detenido en estas condiciones, por lo que su licencia fue revocada y afronta serios cargos en la ciudad asiática, así como en su equipo, los Pirates, quienes emitieron una declaración sobre los problemas de su jugador.