​Ayer en el Fenway Park de Boston se llevó a cabo la ceremonia de despedida del Big Papi, en su último juego de temporada regular. Por supuesto muchas personalidades estuvieron presentes en el acto, incluyendo al comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred. 


Manfred dio una rueda de prensa antes de la ceremonia para hablar sobre la ejemplar carrera de David Ortíz y mencionó que el Big Papi nunca dio positivo a una prueba antidoping bajo el sistema de MLB.



Manfred se refirió a una prueba realizada a Ortíz en el año 2003 y la catalogó como un "Falso positivo"



Sin dudas estas declaraciones de Manfred generarán mucha polémica, lo que si es cierto es que el Big Papi se retirará por la puerta grande y con el expediente limpio en el tema del dopaje, así que solo es cuestión de cinco años para que ingrese al Salón de la Fama de Cooperstown.