10 leyendas de la MLB que han debido ser electos unánimes al Salón de la Fama

Randy Johnson
Randy Johnson ha sido uno de los grandes de las mayores que no fue unánime | Nick Doan/Getty Images

El Salón de la Fama es el lugar donde están reconocidos los mejores jugadores de la historia de la MLB. No todos han sido escogidos de manera unánime para ingresar aunque sí lo merecieron al igual que Mariano Rivera, el único con esta especial distinción.

Estos son 10 peloteros de una lista que es muy larga que han debido ser unánimes el año de su ingreso en Cooperstown.

1. Joe DiMaggio

DiMaggio ganó tres veces el MVP de la Liga Americana, fue en 13 ocasiones al Juego de Estrellas y levantó con los Yankees de Nueva York nueve coronas de Serie Mundial. De no haber perdido tres años por ir a la Segunda Guerra Mundial hubiese conectado 3.000 hits. Entró con 88.8% de los votos.

2. Ted Williams

De Ted Williams se asegura que ha sido el mejor bateador en la historia de la MLB. Ha sido uno de los pocos en la historia en batear para .400 de average en una campaña. Dos veces ganó la Triple Corona de bateo y en otras dos ocasiones se llevó el MVP. Ingresó al Salón de la Fama con 93.38% de las boletas.

3. Stan Musial

Musial es una de las glorias históricas de los Cardenales de San Luis. Conectó 3.000 hits en su carrera de las mayores, siete veces líder bate y en tres oportunidades lo escogieron como MVP de su liga. Su elección al Salón de la Fama llegó en 1969 con 93.24%.

4. Sandy Koufax

Aunque solamente jugó 12 años en las mayores, Sandy Koufax es considerado por muchos el mejor lanzador abridor de todos los tiempos. En sus últimas cinco campañas como activo terminó con efectividad inferior a 2.55 con mucho trabajo cada año. Ganó tres veces el Cy Young y en tres años terminó de primero en la Triple Corona del pitcheo. Obtuvo 86.87% de votos para ingresar al Salón de la Fama.

5. Roberto Clemente

Es el mejor pelotero latinoamericano que jugó en las mayores en el siglo XX. Roberto Clemente conectó 3.000 hits, ganó en cuatro ocasiones el cetro de los bateadores y fue 12 veces Guante de Oro. En una campaña se llevó la distinción del MVP de la Liga Nacional. El puertorriqueño fue llevado al Salón de la Fama con 92.69% de los v

6. Willie Mays

Mays es uno de los mejores jardineros del siglo XX en la MLB. Fue parte importante de los Gigantes y entre sus logros destacan los premios Novato del Año, MVP (en dos ocasiones) y un campeonato de bateo. Ganó la Serie Mundial de 1954 con su equipo y fue un fenómeno en aquella competencia. Entró a Cooperstown con 94.68%.

7. Hank Aaron

Solamente por haber conectado 755 jonrones en su carrera de las mayores, la mayor cantidad hasta que fue superado por Barry Bonds, Hank Aaron debió ganar la distinción de unánime en su entrada al Salón de la Fama. Pero no fue así y llegó con 97.83%.

8. Babe Ruth

Ruth es uno de los más icónicos jugadores de las Grandes Ligas y de los Yankees de Nueva York. Bateó 714 jonrones de por vida y esta cantidad fue la mayor de la historia hasta que Hank Aaron le superó en 1974. Fue parte clave en la conquista de 7 coronas de Serie Mundial para los mulos, MVP del año 1923 y antes de ser bateador a tiempo completo fue un lanzador efectivo que dejó efectividad de 2.28 en 10 campañas.

9. Randy Johnson

Es uno de los lanzadores zurdos más grandes en la historia de las mayores. Randy Johnson ganó cinco veces el Cy Young, obtuvo una vez la Triple Corona del pitcheo, coquistó en cuatro ocasiones el liderato de efectividad y además ganó 303 partidos y culminó con 4.875 ponches. Pero todo esto no le valió para ser unánime su año de entrada en el Salón de la Fama y entró con 97.3%.

10. Ken Griffey Jr.

Ken Griffey Jr. representó para muchos el jugador más completo que ha pasado por la MLB en el siglo XX. Terminó con casi 3.000 hits, ganó una vez el MVP, se ganó 10 Guantes de Oro y fue 14 veces al Juego de Estrellas. Entró en el Salón de la Fama con 99.32%.